El blanqueamiento dental debe estar supervisado por un dentista para descartar patologías

Antes de someterse a un blanqueamiento dental se debe realizar una revisión bucodental para descartar patologías como caries y problemas en las encías.

Esta técnica es un tratamiento estético que se realiza con el objetivo de aumentar el brillo de los dientes y aclarar su tonalidad, que se puede ver afectada por unos malos hábitos de higiene o el consumo de determinadas sustancias y productos.

En este sentido, destacan la aparición de manchas intrínsecas, provocadas por la ingesta de medicamentos, la falta de vitaminas o golpes, entre otros factores. También pueden darse manchas exógenas, cuyo desarrollo se debe al consumo de pigmentos presentes en bebidas como el vino, el té, el café o el tabaco. No obstante, también existen colutorios y pastas dentríficas que pueden alterar la tinción dental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *